martes, 1 de marzo de 2011

prohibido sorpresas

Me ha vuelto a pasar, al igual que cuando se acercaban los goyas comenté que me gustaría ver las peliculas nominadas para poder hablar ocn propiedad de ello, han llegado los oscars, de hecho han pasado y no he tenido la oportunidad de ver la inmensa mayoria, por lo que evitaré hacer comentarios sin saber.
Por otro lado, para que el tránsito desde el último tema que traté hasta este cauce que ha sido el tema central de mis entradas sea más escalonado, hoy voy a hablar también de la última peli que he podido ir a ver al cine, el último regalo del maestro Clint, y no, no es del oeste.
Eastwood se acoge a una de las grandes ventajas que tiene el cine, es ficción, tanto si la historia es real como si no, todo es ficción, y las interpretaciones que a posteriori uno quiera hacer son propias de cada uno, esto es, quien quiera entender que entienda, y para quien no le aporte nada más que las calorías extras que venían en la bolsa de palomitas, pues perfecto también, que coños! La película aborda el tema de la muerte, lo que viene antes, lo que viene después, y el halo de misterio que envuelve a aquellas personas que han sufrido experiencias cercanas a ella. · historias independientes que sabes que al final por H o por B se acabarán entrelazando ( quizás un pelín forzado, pero no resta tampoco, a mi parecer ) sobre 3 personas, y las diferentes maneras en las que la muerte les toca de cerca. Una mujer, que sobrevive por los pelos al tsunami de indonesia, un niño forzado a superar la muerte de un ser querido, y un hombre el cual por alguna razón ( que obviamente no desvelo aquí ) tiene la capacidad de conectar con aquellos que han fallecido, más allá de la charlatanería que se corresponde con más del 99% de los que se hacen llamar "mediums" o "psychics". Todo esto contando de la misma manera que Babel, de Alejandro González Iñarritu ( el cual no ha podido llevarse el oscar a peli de habla no inglesa, ni Bardem el de actor ). Resumiendo, la peli está bien, quizás un poco lenta después del abrumador comienzo, durante unos 20 minutos, y que unas historias tengan más fuerza que otras ( todo perfectamente documentado y sincronizado, con las fechas casi clavadas ), y desde luego que no es la mejor cinta de Eastwood, pero como siempre ( y salvando invictus que por mucho nelson mandela que vendan era un sopor ) es un valor seguro, como el fairy.

Voy a ver esta semana por lo menos dos de las peliculas que se han repartido nominaciones en la ceremonia de los oscars, estoy deseando de ver tanto cisne negro, como el luchador ( la de mikey Rourke no, la nueva) y así la semana que viene os digo si está tan cantado la falta de sorpresas en las quinielas como realmente ha pasado, o si definitivamente esto es como eurovisión, y es todo politiqueo.

PD: El discurso del rey se llevo los más importantes ( es genial, hay que verla ).

salu3

2 comentarios:

  1. Pero Clint no se retiraba con Gran Torino?

    ResponderEliminar
  2. se retiraba delante de las camaras, no detras

    ResponderEliminar